Era hora del atardecer, hora de ti…

Hora de tus miradas y besos.

Te tendré sólo a unos centímetros, nuestros centímetros de distancias se unirán en algunos besos y mordidas, serás mi hora más linda y más bohémica.

Te amaré hasta los defectos, amaré el espacio en nuestros dedos y nuestros silencios.

Nos tomaremos de las manos y formaremos perfecciones con nuestras bocas, te tendré allí… En aquella alcoba capaz de hacernos nuestros, nos uniremos de muchas maneras y formas.

Seremos rompes cabezas de otros, seremos nuestro anhelo más grande y nuestro propio mundo.

Tu lengua en mi lengua y tus manos en mis manos, unidos y enredados.

Te daré la mañana, la tarde, la noche y si quieres también toda una vida.

Fuimos un sueño infinito que aun no ha despertado, fuimos dinamita pura y versos escritos en poesía, fuimos tú y yo hechos nosotros.

Fuiste mío y yo tuya. Fuimos, somos y seremos vida eterna en nuestro sueño hecho realidad.

“Te explorare los lunares para hacerlos parte de nuestra nueva galaxia y te robare los silencios para nuestra vida, te quitare los suspiros para hacerlos parte de nuestros besos y te dejare las sonrisas para que me tomes como nunca”.

tumblr_lggqwsmJLk1qajteko1_500

 

Quiero hablaros de algo…

que ya no oímos a menudo: sacrificio. No es lo que se dice una palabra moderna, la gente oye la palabra sacrificio y se asusta pensando que les van a quitar algo o que tendrán que renunciar a algo que le es imprescindible.
Sacrificio para ellos significa pérdida. En un mundo en el que podemos tenerlo todo, pero para mí, el verdadero sacrificio es una victoria porque exige nuestra buena voluntad, dejar a algo o a alguien que quieres por alguien o algo que quieres más que a ti mismo. No os mentiré, es un riesgo, el sacrificio no eliminará el dolor de la pérdida pero ganará la batalla contra la amargura. La amargura que debilita la luz de todo lo que es verdadero en nuestras vidas. tumblr_li45hvMukj1qc8hj1o1_500

Dicen que a lo largo de nuestra vida

Spartacus: Gods of the Arena 2011; Episode 4tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella… Y dicen que hay un gran amor, una persona que perderás para siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado… que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz.

Hasta que cierto día dejarás de intentarlo, te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando. Pero te aseguro que no pasaras una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más…

Todos saben de qué estoy hablando, porque mientras están leyendo esto, se les ha venido su nombre a la cabeza, te librarás de él o de ella, dejarás de sufrir, conseguirás encontrar la paz (la sustituirás por la calma) pero te aseguro que no pasará ni un día en que desees que esté aquí para perturbarte.

Porque a veces se desprende más energía discutiendo con alguien que amas que haciendo el amor con alguien a quien aprecias.

 

 

Paulo Coelho

MeuMalvadoFavorito22Un amigo de verdad siempre está allí, sin otra prioridad que la amistad misma. Contamos con nuestros amigos para que nos animen en los momentos bajos, para que nos pongan los pies en la tierra en los momentos de euforia, y lo que es más importante, para que estén ahí siempre que necesitemos algo, lo que sea.

Salvo unos pocos monjes poetas iluminados retirados en lo alto de un monte, los demás si tenemos nuestras ilusiones. Es más, no es que las tengamos, es que las necesitamos. Alimentan nuestros sueños, nuestras esperanzas y nuestras vidas como una bebida energética con dosis extra de cafeína.

 

No sé si es importante…

…pero nunca es demasiado tarde para ser quienes queremos ser. No hay límite en el tiempo, puedes empezar cuando quieras. Puedes cambiar o seguir siendo el mismo. No hay reglas para tal cosa, podemos aprovechar oportunidades o echar todo a perder…
Espero que hagas lo mejor. Espero que veas cosas que te asombren. Espero que sientas cosas que nunca sentiste antes. Espero que conozcas a gente con un punto de vista diferente. Espero que vivas una vida de la que estés orgulloso.
Y si te das cuenta de que no es así… espero que tengas el valor de empezar de cero.

Cuando somos niños soñamos con cosas pequeñas, sencillas…

un helado de fresa, una muñeca que llora y hace pís o esa bicicleta que tiene el vecino del cuarto.
Cuando nos hacemos mayores, nuestros sueños cambian con nosotros, se vuelven complejos como nosotros. Y de repente, la muñeca de trapo se convierte en un vestido nuevo, con él que cruzar un océano a 10.000 metros de altura para deslumbrar a tu marido en un viaje sorpresa.
Pero los sueños se rompen en pedazos cuando se topan de frente con la realidad, porque la realidad, a menudo es radicalmente distinta a como uno cree que es. Las personas no siempre son lo que aparentan ser, ni las relaciones, ni mucho menos los sueños. Y esa realidad es la que se encarga de poner a cada uno en su sitio. Lo que uno cree que es negro, puede ser blanco, y lo que uno cree que es blanco, probablemente sea de todos los colores del arco iris. Uno sabe como empiezan las cosas, pero nunca saben como van a terminar.

Los hombres de Paco.