Hola…

Hola… Casi mueres hoy.

Si, casi muero hoy. Derek, no puedo recordar nuestro último beso. Lo único en lo que pensaba era en que iba a morir y no podía recordar la última vez que te besé. Es patético pero quiero recordar la última vez que fuimos felices. No paro de intentar recordarlo. Y no puedo Derek. No soy capaz.

– Me alegro de que estés viva…. Fue un jueves por la mañana, llevabas esa camiseta que te queda tan bien, la que tiene un agujero, te habías lavado el pelo y olía como a flores. Yo llegaba tarde a operar, dijiste que nos veríamos luego, te acercaste a mí, te apoyaste en mi pecho y me besaste. Un beso rápido, de los normales, como si fuéramos a hacerlo a diario el resto de nuestra vida. Seguiste leyendo el periódico y yo me  marché. Ese fue el último beso.

– Lavanda, mi pelo olía a lavanda por el acondicionador.

– Lavanda…