– Me olvidaba decirte que…

– Dilo.
– Que tengo unas ganas de hacerte el amor que no te lo puedes imaginar, pero esto no se lo diré a nadie, sobretodo a ti, deberían torturarme para obligarme a decirlo…
– A decir que.
– Que quiero hacer el amor contigo, no una vez sólo, sino cientos de veces, pero a ti no te lo diré nunca, solo si me volviera loco te diría que haría el amor contigo, aquí, delante de tu casa… toda la vida…

La vida es bella-3

 

 

La vida es bella.

Anuncios