La paz no es un estado permanente

por instantes, y desaparece antes de que nos demos cuenta. Podemos sentirla en cualquier momento… en el gesto de cariño de un extraño, en una tarea que requiere concentración, o en el consuelo de la rutina. Todos los días experimentamos momentos de paz, el truco está en saber cuando suceden para poder abrazarlos, vivirlos, y luego… dejarlos marchar. ELLEN POMPEO, PATRICK DEMPSEY

Anatomía de Grey.

Anuncios